Cómo cuidar la piel y el cabello luego del verano

tips para recuperar nuestra piel tras la temporada estivalEl veranillo puede ser perjudicial para nuestro pelo y nuestra piel. El pelo puede desgastarse y secarse más de la cuenta, al tiempo que la piel puede resecarse, y pueden aparecernos máculas del sol. Recobrarlos lo antes posible es clave para pasar un buen otoño y también invierno y evitar futuros problemas médicos, singularmente en la piel.

Para esto, está recomendada la ingesta de vitamina C, que se encuentra por servirnos de un ejemplo en kiwi, tomate, naranja o bien limón, aparte de los aceites de omega 3, presentes sobre todo en el aceite de oliva, en los frutos secos y en el aguacate, entre otros comestibles.

La gente no debe olvidarse de resguardarse la piel aunque haya acabado el verano. Hay que hidratarla. La piel tiene memoria y hay que cuidarla, no sólo después del verano, sino más bien todo el año. Una hidratación jamás está de sobra, ni tampoco una alimentación. La piel se conforma con muy poco y cuando falla necesita grandes cuidados. Una ayuda diaria, no importando la temporada del año, va a hacer que se prevengan muchas enfermedades y patologías posteriores que pueden ser graves e invalidantes.

Así, especificamos una serie de tips para recuperar nuestra piel tras la temporada estival:

  1. Humectación: Con la piel tras el verano lo primero que hay que hacer es procurar hidratarla por el hecho de que el sol la reseca, y el agua de las piscinas aún más. La mejor forma de hacerlo es mediante las cremas, que evitan que esa capa de la piel no se seque.
  2. Nutrición: Debemos darle a la piel minerales y proteínas, los aminoácidos que necesita, así como grasas o lípidos, a través de una dieta saludable y equilibrada, y con la ayuda asimismo de las cremas”.
  3. Antioxidantes Vitaminas E y C: Si se quiere tener un cutis exageradamente cuidada hay que aportarle antioxidantes. Tras el verano las capas superficiales de la piel se oxidan por el contacto con el aire. Es muy sensible a los cambios atmosféricos por el hecho de que la piel está más expuesta. Los antioxidantes para la piel son la vitamina E y la C.
  4. Es primordial, creemos que debemos cuidarnos del sol solo en verano pero eso no es así, no solo debemos protegernos en la playa, el sol está ahí sin importar dónde estemos nosotros. Hay que cuidarse todo el año, sobre todo los niños y las mujeres en la menopausia, dónde suelen aparecer manchas

Entre otros muchos problemas que pueden aparecer la piel en el verano, enumeramos: brotes de dermatitis atópica, eccema por irritación por el cloro, manchas blancas sobre la piel por el agua de las piscinas, hongos en la espalda o ‘pitiriasis versicolor’, manchas hiperpigmentadas o los llamados ‘lentigos solares’. Las más peligrosas son las precancerosis o bien queratosis actínicas, unos granos rugosos con escamas en la superficie que si no se cogen a tiempo pueden transformarse en cáncer.

Add a Comment